Crónica de la feria de maquinaria agrícola AGROGLOBAL (Portugal)

Los días 5,6 y 7 de septiembre, se celebró en el distrito de Santarem (Portugal) la feria de maquinaria agrícola AGROGLOBAL.

AGROGLOBAL es una feria “joven”, que empezó su andadura en el año 2014 y que tiene carácter bienal. Han conseguido posicionarse a lo largo de estas ediciones pasadas como una de las referentes a nivel peninsular, en el campo de las ferias y exhibiciones de maquinaria agrícola.

El día 7 de septiembre me persone en la feria, la primera impresión que me lleve fue la de una buena organización, y un cuidado y estudiado recinto, impresiones que se fueron confirmado a lo largo de la jornada. El recinto ferial que ocupan los stands y expositores es de césped, lo que lo hace cómodo de transitar, y la limpieza era patente. Enseguida te llamaba la atención la gran cantidad de tractores, cosechadoras y aperos que estaban constantemente en funcionamiento.

AGROGLOBAL

La primera parte de mi visita la dedique a deambular por los expositores para ver la maquinaria expuesta. Exponían las principales marcas de tractores, destacando New Holland y John Deere por las dimensiones de sus stands y la orgánica que desplegaban. También destacaba entre los fabricantes portugueses el Stand de Galucho. Tengo que agradecer al personal de New Holland el obsequio del sombrero de paja que me hicieron,  muy útil ya que el sol hacia sus estragos. Sin duda una muy buena estrategia de marketing.

Una vez vistos  todos los expositores, me dirigí a los campos de pruebas, en este sector es donde verdaderamente AGROGLOBAL destaca sobre todas las ferias de la península ibérica. En una zona adyacente y cercana a la de los expositores de los fabricantes de tractores se encontraban los campos de prueba de los tractores. Cada marca tenia delimitado el suyo, y una amplia gama de sus fabricados estaban enganchados a diversos aperos eran sometidos a pruebas para el deleite de los asistentes. Cualquier persona podía probar cualquier tractor, gestionado su conducción a través del personal que estaba presente al efecto. No sabría calcular las persona que probaron tractores, pero dado que el horario era de 9:30 horas a 18:00 horas y solo paraban una hora para comer, el numero seguro que pudo llegar al millar.

De esta zona pase a la zona de las hortalizas. Había dos maquinas cosechadoras de tomates, pimientos, y patatas en plena acción, así como varias plantadoras también sujetas a prueba. Es de elogiar a la organización el tener estos amplios campos de prueba sembrados y preparados solo por y para la  feria. En el apartado del pimiento rojo, la empresa MONLIZ era la que acaparaba la muestra, proveyendo de cosechadoras y cubas cons sistema MULTILIFT para su recolección.

De menor tamaño eran los campos de prueba para los equipos de aplicación de fitosanitarios, había plantados diversos arboles pero su extensión aunque pequeña era suficiente para hacer las demostraciones.

También había una zona sembrada de alfalfa, zona que ya habían segado los días previos y en la que no puede ver la maquinaria produciendo, ya que puedo imaginar que en los días anteriores habían agotado el campo de pruebas “exprimiendo” diversas maquinas de forraje.

AGROGLOBAL

La zona más espectacular era la sembrada de maíz para su recolección. Había una picadora apoyada por varios tractores picando maíz para ensilado. Este era pesado en bascula y acopiado en una zona para su posterior carga en camiones. También había varias cosechadoras, recolectando maiz, apoyadas por un remolque-tolva que sometían a prueba su funcionamiento y prestaciones.

Para que el lector se pueda hacer una idea de las dimensiones de los campos de prueba, en los campos de maíz, tomate, pimiento y patata las maquinas durante 3 días estuvieron operando sin parar.

NEW HOLLAND

En el campo de las semillas era de destacar un pívot de 80 hectáreas sembrado de maíz, cada casa de semillas disponía de 6 lineos para cada variedad, de manera que se podían compara los diferentes tipos de maíz sembrados. Esto se hacia cómodamente desde un “trenecito” tirado por un tractor, que de manera gratuita te recogía en una paradas pre establecidas y te transportaba por los diversos campos de prueba. Varios tractores se encargaban  de regar las zonas de transito para que no se produjera el incomodo polvo.

En el recinto varios restaurantes y bares de la zona que tenían montado “sucursales”, había variedad en precios y servicios de comida, lo cual era de agradecer porque se podía hacer un descanso cómodamente en cualquier momento y charlar sentado mientras se apaciguaba sed y cansancio.

La crítica a esta feria viene en los accesos y aparcamientos. Los aparcamientos eran pocos y no estaban nada organizados, al llegar se hacía patente la desorganización, pero nunca llegue pensar que se pudiera organizar el caos que apareció al finalizar la jornada. ¡¡Un atasco increíblemente mayor que los tradicionales de la FIMA!! Dos horas y 15 minutos parados en medio de un descampado para recorrer escasamente 800 metros. Cientos de coches esperando salir por un único acceso con solo un carril que se compartía con los vehículos de entrada, y todo esto ante la impasividad de la Guardia Nacional Republicana que no hizo nada para remediarlo.

FENDT

En definitiva; una magnifica feria, que se esta posicionado como unos de los referentes peninsulares dado su carácter demostrativo y practico. Espero impaciente la próxima edición.

 

Si os ha gustado este post o tenéis alguna pregunta comenta a continuación y/o comparte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *