CRONICA DE LA FERIA INTERNACIONAL GANADERA ZAFRA 2018

La función principal de la Feria Internacional Ganadera de Zafra ha sido desde siempre el intercambio de ganado, pero a lo largo del siglo XX a esta actividad, que sigue siendo el alma de la feria, se han sumado las propias de una feria de muestras ,  siendo muy importante tanto  para los ganaderos de España y Portugal,  como también para el público en general, que durante las jornadas de puertas abiertas pueden contemplar las exposiciones de animales, disfrutar de la gastronomía, comprar artesanía.

La historia de esta feria se remonta al año 1453, cuando por concesión real de Juan II de Castilla se celebra en la ciudad pacense de Zafra desde ese año  la Tradicional Feria de San Miguel, que se distinguía por ser una gran concentración ganadera de ganado porcino, ovino y mular que, con el paso de los años, se transformó en una exposición de los mejores ejemplares de ganadería celebrándose Subastas Oficiales donde se adquieren los mejores reproductores para mejorar la cabaña nacional.

La modernización progresiva de las instalaciones y el empuje recibido en 1992 con la Expo de Sevilla y el V Centenario del descubrimiento de América, la convirtieron finalmente en la Feria Internacional Ganadera, una de la más renombrada de este sector.

Esta feria empieza con las muestras y subastas del ganado bovino, porcino, ovino, caprino y caballar nacional más selecto y un completo programas de actividades paralelas dedicadas a los profesionales de la agro-ganadería: jornadas técnicas, exposiciones comerciales, concursos, premios, sesiones de cocina en vivo, degustaciones, así como diversas actividades lúdicas que atraen en cada edición a más de un millón de asistentes.

En lo referente al sector de la maquinaria agrícola, la feria de Zafra sufre un estancamiento y deterioro en cuento a su exposición y negocio. De forma paulatina viene disminuyendo el número y tipo de maquinarias expuestas, consecuencia lógica directa de la caída del volumen de negocio que los expositores llevan a cabo en los días que se celebra la feria. Sin duda el aumento de los costes que sufren los expositores, y la falta de profesionalización de la feria (es una feria abierta en la que se mezclan el comercio, ganado y maquinaria sin orden ni concierto) tiene la culpa.

La maquinaria expuesta, principalmente, era la siguiente:  En cuanto a fabricantes de tractores, los concesionarios de New Holland (AGRIVISA), John Deere (AGRIFUSA y ANTONIO BRAVO AGRO) , Case, Class, Kubota, Landini y el grupo SDF, destaca la ausencia del grupo AGCO.  En cuanto a fabricantes de remolques exponían CAMARA, SANTA MARIA, AGROBELLON, HERMANOS GARCIA y MATIBA.

En mi humilde opinión, la feria de Zafra, si no cambia de formato estará, condena a desaparecer como feria ganadera y agrícola. La comparación con la joven y profesionalizada feria Agropecuaria de Salamanca (SALAMAQ) es inevitable, haciéndose notable las diferencias entre una organización profesionalizada y dedicada por y para el agro (Salamanca), y un tipo de organización donde se puede exponer cualquier producto, el ambiente lúdico se mezcla con los negocios y la profesionalización brilla por su ausencia (Zafra). Las consecuencias son ya palpables y premonitorias del futuro que le espera a la feria de Zafra. Si nos comparamos con nuestros vecinos portugueses, en este mismo blog se puede analizar el resultado y sacar las conclusiones entre la feria de AGROGLOBAL (3ª edición) y el de la de Zafra (565ª edición).

A continuación comparto una galería de fotografías ilustrativas del parque maquinaria agrícola expuesto en la feria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *